Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Acciones para mejorar las poblaciones de cernicalo primilla

Noticias


Acciones para mejorar las poblaciones de cernicalo primilla

Una rapaz migratoria de medios esteparios cuya población se va reduciendo

Acciones para mejorar las poblaciones de cernícalo primilla en el entorno de Fuente de Piedra y Campillos

El cernícalo primilla, una rapaz migratoria de medios esteparios cuya población se va reduciendo

El cernícalo primilla es un ave migradora perteneciente al orden Falconiformes, donde encontramos a la mayoría de las rapaces diurnas. Con una envergadura de entre 66 y 71 cm aproximadamente, es uno de los halcones europeos más pequeños. La situación de su población nacional es la de “vulnerable”, según el Libro Rojo de las Aves de España 2021, si bien el Catálogo Español de Especies Amenazadas no le asigna aún ninguna categoría de amenaza.

El comportamiento gregario es un rasgo distintivo en esta especie, ya que cría, caza y realiza la migración en grupo. La alimentación del primilla es principalmente insectívora, aunque complementa su dieta con pequeños roedores y reptiles.

A la hora de cazar, el cernícalo primilla prefiere lugares con vegetación baja donde encontrar fácilmente a sus presas, como los hábitats de tipo estepario, terrenos cultivados de modo no intensivo y, ocasionalmente, zonas de matorral y bosques poco densos.

Los alrededores de las lagunas de Fuente de Piedra y de Campillos son una zona de gran interés para las aves esteparias y, entre ellas, para el cernícalo primilla, del que existen en la zona varias colonias, si bien sus efectivos van disminuyendo debido a la intensificación agraria, el uso de pesticidas, los cambios de uso del suelo que sustituyen los cereales por cultivos arbóreos y la perdida y desaparición de lugares de nidificación por el derrumbe de antiguos cortijos y edificaciones agrícolas.

Construcción de un primillar y técnica de Hacking

En 2011 la Junta de Andalucía construyó, en el marco de un proyecto LIFE, una serie de primillares con el objetivo de que la especie siguiera contando con lugares de cría. Sin embargo, los cernícalos primillas no se han instalado en estas edificaciones.

Actualmente se están acometiendo otras actuaciones de apoyo a la especie, en el marco de las medidas para la protección de la biodiversidad incluidas en las Autorizaciones Ambientales Unificadas otorgadas a dos instalaciones de energía renovable promovidas por ENEL GREEN POWER ESPAÑA S.L.

En concreto se ha reformado un primillar situado en el Monte Público de la Laguna de Fuente de Piedra, dentro de la Red Natura 2000. La reforma del edificio, realizada en 2021, ha consistido en adaptar su estructura para permitir la liberación de pollos de cernícalo primilla mediante técnicas de hacking, con el objetivo de reforzar la población existente en la zona y consolidar una colonia de cernícalo primilla.

El “hacking”, que en español podría traducirse como “crianza campestre”, es una técnica que consiste en  colocar pollos en un nido artificial a una edad en la que son capaces de alimentarse por sí mismos, aunque aún no pueden volar. Diariamente se suministra en el nido suficiente cantidad de alimento, sin que puedan ver a las personas que los alimentan.  Progresivamente se va reduciendo el aporte de comida para motivar al ave a iniciar el vuelo y cazar por sí misma. Cuando el ave comienza a volar, tiene tendencia a volver al nido, en este caso al primillar, porque cree que es el lugar que donde nacido y queda así fijada al territorio. Esta técnica lleva años utilizándose con diferentes especies de rapaces con buenos resultados.

Tanto el diseño de la reforma del primillar como las sueltas están siendo llevadas a cabo por la organización conservacionista extremeña DEMA. La liberación está prevista durante un periodo de 5 años y se inició en mayo de 2021. Actualmente nos encontramos en el tercer año de sueltas y ya se han detectado en el entorno algunos individuos soltados los años anteriores que han regresado tras su invernada en el continente africano. Ya sólo queda esperar a que el trabajo realizado dé sus frutos y la especie se instale en este espacio natural protegido.

África Lupión Sánchez
Directora-Conservadora de la Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra
Delegación Territorial en Málaga de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul