Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Pizarra estrena su observatorio ornitológico desde el que se pueden avistar 190 especies de aves

Birding Málaga

Noticias


Pizarra estrena su observatorio ornitológico desde el que se pueden avistar 190 especies de aves

El equipamiento, sufragado por la Diputación, se encuentra en el margen derecho del río Guadalhorce, en el paraje Doña Ana

Es un lugar habitual para avistar a más de una veintena de ejemplares de cigüeña negra, en peligro de extinción

El municipio de Pizarra ha estrenado hoy su nuevo observatorio ornitológico desde el cual los amantes de las aves podrán divisar hasta un total de 190 especies.

Los diputados de Medio Ambiente y de Innovación Social, Marina Bravo y Félix Lozano, respectivamente, junto a la alcaldesa de Pizarra, Ana Berlanga, han asistido a la puesta en marcha de este equipamiento creado por la Diputación Provincial de Málaga con motivo de la creciente demanda por parte de los aficionados al avistamiento de aves, afición conocida como ‘birwatching’, y que sitúa a la provincia de Málaga como uno de los lugares más interesantes para esta práctica, convirtiéndola en un destino turístico ligado a este segmento.

En este sentido, Bravo ha indicado que la puesta en marcha del observatorio, situado en el margen derecho del río Guadalhorce, en el paraje Doña Ana (x: 347796, y: 406983), servirá para poner en valor la gran riqueza paisajística del río Guadalhorce y fomentar el creciente turismo natural en esta zona.

Tanto Bravo como Lozano han puesto de manifiesto “la cooperación entre las administraciones para impulsar turismo ornitológico, siempre desde el respeto al medio ambiente, consolidando el programa Birding Málaga”, la plataforma de la Diputación dedicada a la promoción del turismo ornitológico en la provincia. Un portal con información sobre rutas, puntos de observación, servicios turísticos,  aves, hábitats, épocas recomendadas, y que cuenta con una cartografía completa, actualizada y práctica (www.birdingmalaga.com).

Por su parte, Berlanga se ha mostrado muy orgullosa por contar con este nuevo emplazamiento en la localidad, “único observatorio de la comarca en un punto estratégico, donde hay aves vulnerables”. De este modo, se suma a la decena de observatorios que existen en la provincia de Málaga como el de la Laguna Dulce, la Laguna Redonda, y la Laguna de Fuente de Piedra, entre otros.

Asimismo, Lozano ha anunciado que la Diputación se encuentra trabajando en la puesta en marcha de otros dos observatorios en Mijas y Casares, además de atender a demandas en lugares como Genalguacil o Jimera de Líbar, entre otros emplazamientos.

El observatorio y las especies

El observatorio, de acceso libre y construido en madera, cuenta con unas dimensiones de 3 metros de altura, 3 metros de profundidad y 5 metros de ancho, aproximadamente, con unas ventanas horizontales que facilitan al aficionado, equipado con prismáticos o catalejo, el avistamiento de las aves de la zona.

Desde hace más de una década es habitual la presencia de entre 20 y 25 ejemplares de cigüeña negra (Ciconia Nigra) que acuden para invernar. Pese a ser este un excelente lugar para observarlas, es necesario recordar que se trata de una especie muy vulnerable y en peligro.

También utilizan con el mismo fin estos parajes el zarcero pálido occidental (Hippolais opaca), el bisbita alpino (Anthus spinoletta), la agachadiza común (Gallinago gallinago) o el pechiazul (Luscinia svecica).

Debido a que visitan los cauces abiertos para alimentarse, es frecuente avistar en invierno la garza real (Ardea cinerea) y la garceta común (Egretta garzetta).

Algunas especies se comportan como reproductoras: el ánade real (Anas platyrynchos), la cigüeñuela (Himantopus himantopus), el chorlitejo chico (Charadrius dubius), el martín pescador (Alcedo atthis), el martinete (Nycticorax nycticorax), la golondrina dáurica (Cecropis daurica) o el abejaruco (Merops apiaster).

Más fáciles de detectar por el oído que por la vista son la oropéndola (Oriolus oriolus), el ruiseñor (Luscinia megarhynchos) o el cárabo (Strix aluco), querenciados a los sotos. Por el contrario, son bastante notables las polluelas (Gallinula chloropus), las garcillas bueyeras (Bubulcus ibis), el águila calzada (Hieraaetus pennatus) o el ratonero común (Buteo buteo).

Durante los pasos es este un buen lugar también para observar la garceta grande (Egretta alba), el avión zapador (Riparia riparia), el carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus), la garza imperial (Ardea purpurea) o el cormorán grande (Phalacrocorax carbo).