Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Lugares de observación

Birding Málaga

Lugares de observación

El Cerro de Santi Petri

Estas son algunas de las especies de aves que podremos ver por aquí en febrero: perdiz roja, buitre leonado, águila perdicera, busardo ratonero, gavilán común, paloma torcaz, tórtola turca, abubilla, pito real, cogujada montesina, bisbita pratense, acentor común, petirrojo europeo, colirrojo tizón, tarabilla común, zorzal común, mirlo común, curruca capirotada, curruca cabecinegra, mosquitero común, reyezuelo listado, carbonero común, herrerillo común, agateador europeo, cuervo, estornino pinto, estornino negro, gorrión común, pinzón vulgar, pardillo común, jilguero europeo, verderón común, lúgano, verdecillo, Escribano soteño, Triguero y Escribano montesino.

La mayoría de los cerros aquí están coronados por afloramientos rocosos donde crece un exuberante matorral mediterráneo e incluso pequeños chaparros fuera del dominio del arado. Este es un hábitat muy apropiado para el invisible búho real. Cuando estos roquedos son lo suficiente grandes para formar un cortado, las Águilas perdiceras pueden (¡y de hecho lo hacen!) aprovecharlos para nidificar aunque no sean excesivamente altos. Así que mantengamos la mirada alta en busca de tan emblemática especie de la provincia de Málaga.

También atravesaremos uno de los últimos alcornocales de la comarca que nos proporcionará algunas especies diferentes a las de los campos cultivados.

Itinerario

El Monte Santi Petri es el más alto (796 m. sobre el nivel del mar) de entre un conjunto de suaves colinas alrededor de Almogía, un bonito pueblo al este de la Comarca del Valle del Guadalhorce. Tradicionalmente, estas tierras se han dedicado al cultivo de almendros y olivos, e incluso trigo, como atestigua la presencia de antiguas eras de trillo. A pesar de la baja productividad de estas a veces empinadas lomas, la mayoría de los olivares y almendrales aún se gestionan a la vieja usanza, permitiéndose la existencia de una capa herbácea en el suelo y la presencia de muchas especies de aves. En los olivares y almendrales abandonados se desarrolla el matorral mediterráneo, lo que les confiere una apariencia muy natural.

Tal como cuenta la leyenda de Medina Azahara, los almendros son la forma de crear la ilusión de que nieva en las tierras bajas, y febrero es el mes en que “nieva” en la provincia de Málaga.

Si le interesa hacer esta ruta, pinche en este enlace donde le informaremos cómo hacerla y los puntos de interés.

Ruta A pie
Dificultad - Baja